Breaking news

“Puedo vivir sin política, pero no puedo vivir sin poesía” – .

“Puedo vivir sin política, pero no puedo vivir sin poesía” – .
“Puedo vivir sin política, pero no puedo vivir sin poesía” – .
---

Abogado especialista en derecho laboral (es autor de un manual para dirigentes y delegados sindicales), legislador provincial en Entre Ríos d’Ensemble pour lechange hasta diciembre, referente del movimiento de integración y desarrollo, exdirector nacional de Asociaciones Sindicales del Ministerio de Trabajo bajo la presidencia de Mauricio Macri, padre de dos hijas y hincha de Independiente, Manuel Troncoso (Concepción del Uruguay, 1986) también Es poeta y este año debutará como novelista.. El sello Mansalva ha publicado dos poemarios: liminal (2021) Sí flor artificial (2022). Con su pareja Ángeles Barreto y el escritor Nicolás Díaz, planean abrir una librería especializada en poesía en la localidad de Chajarí.

Manuel Troncoso con Nicolás Moguilevsky y Daniel DurandDulzura

Troncoso se define como “un hijo de la crisis de 2001” y un ávido lector. Escribir poemas desde la infancia. “Recuerdo que en quinto grado nos enseñaban las diferentes estructuras literarias, incluida la poesía, que me impactaba más que las demás”, dice en diálogo con LA NACION, desde Villa Paranacito. De hecho, me gustaba tanto que cada vez que nos daban una tarea de escritura libre, lo hacía en forma de poema; mi ama Nélida me llamaba ‘El Poeta’. Después, no sé por qué, dejé de hacerlo, y reapareció en la adolescencia, pero esporádicamente, sin sistema, y ​​generalmente la escritura de poemas estaba ligada a momentos de angustia”.

“Liminal” y “Flor Artificial”, poemarios publicados por MansalvaDulzura

Hace unos años, comenzó a asistir a la Escuela de Poesía y Publicaciones Daniel Durand. “Es mi compatriota y mi maestro; con él comencé a estudiar ya escribir poesía con más método y sustancia”, revela. Troncoso planea publicar una tercera colección de poemas, taraxacumen marzo, y está trabajando en su primera novela.

“Me gusta mucho eso que se llama la poesía de Entre Ríos o de la ribera, del río, pero también me gusta la poesía urbana”, dice sobre los temas de sus escritos. El amor o la pena están muy presentes, así como el paisaje, la ruta, donde paso gran parte de mi vida; mis hijas, que son una de mis principales fuentes de inspiración; Dios, ausencias y también tratando de encontrar poesía en cosas que parecen simples o diminutas al ojo humano, pero esconden la grandeza o trascendencia. No sé si encuentro razones objetivas para escribir poesía, porque es precisamente creación en estado puro y simple. Vivo con un anhelo interior de poesía que no tengo posibilidad de ignorar, al menos por ahora. Reglas de la poesía.

Su carrera política nació luego del estallido sociopolítico de 2001. Funcionamiento de la democracia en Argentina -recuerda-. Una de las actividades consistió en dividirse en grupos para que cada uno creara su propio partido político con su respectiva plataforma. Nos lo tomamos muy en serio y de hecho ganamos las elecciones falsas. Esto, sumado a la angustia con la que vi a mis padres en ese momento y la agitación social allí, me llevó a sumergirme primero en lecturas políticas y luego a involucrarme como activista.

Actualmente forma parte del equipo de Rogelio Frigerio. “Es una fuente de orgullo para mí”, dice. Tiene las condiciones políticas y humanas para transformar la provincia. También tiene gesto y verbo. Es importante que llegue”. Y reconoce su deuda con Gerardo Martínez, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Construcción de la República Argentina (Uocra). “Él me formó”, dice.

“Puedo vivir sin política, pero no puedo vivir sin poesía”, dice. Con mi equipo de trabajo tratamos de vincularlos permanentemente y nos sentimos bastante acompañados de líderes y compañeros, tanto de mi espacio como del oficialismo. Por ejemplo, presenté oportunamente un proyecto llamando a establecer el 11 de junio como Día de la Poesía Entrerriana, en honor al natalicio de Juan L. Ortiz, y fue aprobado por unanimidad en ambas cámaras para que podamos dar la poesía de Entre Ríos el lugar que se merece al margen de las banderas políticas. Aun así, creo que antes el liderazgo se apoyaba más en la poesía, la literatura y las humanidades en general. Ahora, con pocas excepciones, hay un divorcio en esta relación. La gerencia parece más preocupada por la carga y los juegos que por la capacitación holística. Y ese es todo un tema, porque la política es ante todo humanidad y sensibilidad; Si se pierden estas virtudes, es difícil utilizar la política con el sentido de trascendencia que de por sí conlleva como la mejor herramienta para transformar la realidad y hacer posible lo necesario”.

Troncoso indica que hay más sesgo político hacia la literatura que al revés. “Daniel Durand no me preguntó de qué partido era ni qué cargo ocupaba para enseñarme poesía, ni a mis amigos de la editorial Mansalva para que se interesaran por mi poesía y me publicaran”.

“En esa época leía casi exclusivamente poesía, aunque de vez en cuando leía alguna novela o un poco de filosofía”, dice. Actualmente estoy leyendo cuatro libros alternativamente: una antología de poesía coreana contemporánea, seleccionada y traducida por Sun Me Yoon; un país del espíritu, cien poemas chinos traducidos por Miguel Ángel Petrecca; una antología poética de Roger Wolfe y Esparadrapo, una novela de Fabián Reato quien para mí es uno de los mejores escritores de nuestra provincia”. Entre sus poetas favoritos se encuentran el peruano José Watanabe y los chilenos Óscar Hahn y Nicanor Parra, Durand, Vicente Luy, Beatriz Vignoli, Susana Cabuchi, Fabián Casas. “Entre Ríos es una huerta maravillosa, desde Juanele, Carlos Mastronardi y Emma Barrandeguy hasta Fermín Chávez y Ricardo Zelarrayán, todos me han influenciado y me siguen influenciando. Y no quiero olvidarme de Gregorio Troncoso, que fue uno de mis antepasados, un gran poeta de Concepción del Uruguay”.

El paisaje y el entorno natural son muy importantes en la obra de Troncoso. “Ya en la mitología romana hablábamos del Loci Genio, algo así como el espíritu del lugar, el guardián protector de un espacio o un hábitat. El río, el horizonte salvaje, los atardeceres, las cuchillas, el verde, son temas de alta inspiración. El vínculo con el exterior o lo que nos rodea juega su papel, pero no es determinante. Creo que podría escribir poesía incluso en una cueva oscura. La poesía es una antorcha y alumbra donde no la hay”.

Sobre la situación ambiental en Entre Ríos, señala que no hubo articulación entre los sectores. “La Ley de Humedales es un paso adelante, sobre todo ante la inacción del gobierno nacional, pero no es suficiente”, argumenta. Hay que formar una mesa, en la que estén presentes todos los partidos: los ambientalistas, el sector productivo, las empresas extractivas, el gobierno provincial y los municipios, los sindicatos. Uno de los grandes estigmas de nuestro país es la imposibilidad de llegar a acuerdos. Lamentablemente en Argentina todas las discusiones están radicalizadas y la que gira en torno a la preservación del medio ambiente no es la excepción. El debate no puede limitarse a la ecología extrema contra la negación del Holocausto. En medio de eso, hay algo. En medio de las polarizaciones está el equilibrio, el punto bueno, el camino al centro; ahí está la verdad, pero debemos encontrarla juntos, en un diálogo inteligente y sinérgico en el que todos estemos dispuestos a dar un poco, por un crecimiento sostenible”.

¿Cómo ves el panorama literario de tu provincia y del país? ¿Es un buen momento?

-No estoy seguro, pero tengo la impresión de que En momentos de angustia general, la literatura saca la batuta de mariscal de su mochila. Operación casi contracíclica. Creo que las perspectivas son muy buenas, en mi provincia hay poetas jóvenes extraordinarios, como Julián Bejarano, Daiana Henderson, Cristhian Monti, Nico Díaz. Otro poeta joven que me gusta mucho es Gustavo Yuste. En momentos críticos, los jóvenes escritores tienen mucho que decir y creo que lo dicen. Se trata de escucharlos.

viejo molino

lo veo de lejos

imperturbable

---

edificio

marcial

tan seguro de si mismo

que una caricia o un consejo

parecerían un insulto

su único amor fue con la soledad

se rio con ella

emparejado

sus espadas vencidas lo abrazaron,

pero también se fue.

soledad de soledad

una vez más hoy y siempre

viejo molino:

prueba de la eternidad

De liminal

Conoce el Proyecto Fideicomiso

Etiquetas: publicado varios libros planes abrir una librería puede vivir sin política pero puede no vivir sin poesía

Puedo vivir sin política pero puedo vivir sin poesía

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV CHANEL celebró lo mejor de sus fragancias con una “odisea” olfativa en París – .
NEXT Fernando Aramburu: Agujeros en la memoria